Inicio Blog Página 3

Cambia de querer hacer un millón de dólares a querer ayudar un millón de personas.

A la edad de 30 años mis ganancias mensuales libres eran por entre 150 – 210 mil pesos, tenía deudas programadas en autos e activos para la empresa. Y aun así tenia una sensación de vacío en mis proyectos personales. Llenar mis bolsillos con dinero nunca puso significado en mi alma. Mi corazón estaba cambiando. Después de una reunión con uno de mis mentores, me hice la siguiente pregunta por mis creencias personales: ¿Si Jesús hubiera fundado una empresa, cómo seria?

La respuesta a esa pregunta creo un sismo en mi mente que causo derrumbes en distintas formas de pensar.

La mayoría de las personas luchan con el dinero, podría decir que el 98%. Mi siguiente emprendimiento no se trataría sobre “hacer dinero” sino sobre ayudar a un millón de personas a ganar dinero, pero sobre todo a tener una mentalidad diferente sobre ello. A crear una generación de emprendedores enfocados a resolver problemas, ayudar a otros y no enfocados a “poner un negocio para hacerse millonarios”

El dinero no es la meta principal sino es el producto de ayudar a millones de personas.

Por cierto, si quieres ser millonario, no se puede serlo sin ayudar a otras personas primero.

El dinero no es el objetivo principal, sino es el producto de ayudar a millones de personas primero.

Como emprendedor debes seguir tu pasión para ayudar a otros a resolver sus problemas. Dirigir tu corazón y creer que la recompensa de un gran negocio no es solo financiera, sino crear un impacto en el mundo.

Preguntas Críticas:

¿Crees que el camino a la riqueza es ayudando a las personas? Si es así, en cual problema masivo te puedes sumergir? Lo que las personas necesitan es que tu resuelvas ese problema para ellos.

La vergüenza de pedir ayuda

Yo fui de los afortunados en poder asistir a una escuela privada, hoy veo el enorme sacrificio que mis padres hicieron, especialmente mi madre, su empeño y esfuerzo. No es que nuestro estilo de vida diera para pagar escuelas privadas, a veces como niño hubiera deseado haber tenido mas “caprichos” cumplidos en lugar de una escuela privada, pero hoy como adulto veo el valor en ello. Fui muy afortunado y me siento muy agradecido y me hace sentir humilde.

Y la única razón por la cual mi madre pudo hacer eso, fue que creía que podía hacerlo y estuvo dispuesta a pagar el precio.

Hoy me doy cuenta que hay cosas sobre el éxito que casi nadie habla:

1. Si es importante, hay una manera de pagar el precio.

Aun cuando era una suma astronómica para mis padres, ellos encontraron una forma de pagarla.  Este es un clásico de los padres latinoamericanos. Quizás no tengan dinero para comprar ropa buena o salidas a comer, pero cuando se trata de cosas importantes, encuentran el dinero.

Y la realidad, es que eso me dio una visión de la vida diferente y oportunidades diferentes.

Ahora que somos adultos encuentro fascinante ver como hijos de padres que hacían enormes sacrificios, ellos ahora ven difícil solucionar problemas menores.  Eso me lleva al punto #2.

2. Invertir en ti mismo funciona.

No se trata de dinero. Es acerca de tener una mentalidad que reconoce que necesitamos ayuda, y que hay en encontrar una forma de hacerlo suceder.  Mis padres quizás no tenían ni el dinero ni el tiempo – pero tenían la mentalidad para encontrar una forma.

Hace un año quería tomar una certificación bastante elevada de costo y en otro país que incrementaba los gastos enormemente, la mentalidad normal o promedio descarta por completo la idea o dentro de tí solo suspiras y dices “quizás algún día ó cuando me saque la lotería”.

La realidad es que justo la inversión en ti mismo es lo que hace que eleves tu nivel de vida, no al revés.

Decidí -buscar la forma, decidí hacerlo sin importar lo que implicara, costara lo que me costara. Y lo hice.

Yo sabía que si quería convertirme en un hombre experto en negocios, necesita aprender, necesitaba pedir ayuda, necesitaba reconocer que requería ayuda y después estar dispuesto a pagar el precio, encontrar la forma.

La realidad es que muy pocos saben que hice muchos sacrificios, incluido quedarme sin un auto por algunos meses, y no nos gusta reconocer que es difícil porque en queremos aparentar que el éxito para nosotros es sin esfuerzo.

3. Tenemos una extraña y puritana forma de pensar sobre el éxito sin esfuerzo. 

Creemos que podemos tener éxito sin un esfuerzo arduo. De donde diablos viene esa idea, no se.

Esta forma puritana de pensar sobre el éxito aparece en distintas formas:

Persona 1: “Wow, te ves muy bien. ¡Me encanta ese vestido!”
Persona 2: “Bah, solo era algo viejo que tenía en mi closet! ( cuando la realidad es que se gasto la quincena comprándolo y pasó un fin de semana escogiéndolo”

¿¿ PORQUÉ HACEMOS ESO ??

Persona 1: “Oye,  me enteré que te ascendieron, felicidades ¿cómo lo lograste ?”
Persona  2: “No tengo idea. En realidad creo que ni me di cuenta.”

¿EN SERIO? ¡mentiroso!

Por qué es tan difícil para nosotros poder decir: “Gracias, en realidad aprecio tus palabras” ó “Gracias, Si estoy muy orgulloso de todo el esfuerzo que hice el año pasado” (incluso intenta decir esto en voz alta y verás lo incómodo que te hace sentir)

Yo personalmente soy fan de ser raro y aprender a estar cómodo con lo incómodo. Si eso significa trabajar y mostrar que me esforcé, que así sea. Si eso significa pedir ayuda, inscribirme en algún curso y aprender, mostrar que no lo se todo, que así sea.

He pasado los últimos años de mi vida fallando escandalosamente y aprendiendo impertinentemente.

Ser el mejor nunca es un accidente. Toma mucho esfuerzo ser bueno, y toma mucho más trabajo ser grande. Las personas que te cuentean diciendo que tienen ingresos pasivos sin hacer nada solo te están mintiendo y lo peor,  están un poco delirantes.  Yo se el tiempo y el esfuerzo que toma ganar un millón de pesos. El éxito, ya sea en tus finanzas, tus negocios o tus relaciones, requieren la inversión de tiempo y muchas veces de dinero.

El éxito nunca viene sin esfuerzo.

Alguna vez leí una cita de un médico cirujano que me encantó.:

” Los atletas que ganan medallas usan coaches para asegurarse que serán lo mejor que pueden llegar a ser. Pero los doctores no. Pagamos por tener un becario recién salido de la universidad para que esté a nuestro servicio. Y entonces, ¿porqué encontramos inconcebible el pagar a un coach para que venga a mí quirófano y me enseñe a ser mejor cirujano? “

Quisiera poder regresar el tiempo y decirle a una versión mas jóven de mi, que no hay ninguna pena en pedir ayuda y buscar aprender más, en acercarte a alguien que sabe mas que tú para poder acelerar tu crecimiento.

Si quieres aprender otro idioma, y lo que has hecho no funciona, busca un tutor que te ayude.

Si quieres aprender a cocinar, y leyendo recetas de cocina, no puedes, entonces inscríbete en una clase. ¿Es muy cara? En dos años no recordarás lo que te costo pero tendrás la habilidad de cocinar rico en cualquier momento y a cualquier hora.

Yo admito que necesito ayuda, hay días que no se como vestirme. Yo necesito ayuda en el gimnasio, hay veces que me siento estancado y que siento que no he avanzado. El año pasado gaste muchos miles de pesos solo en pagar un coach para que me ayude a entrenar.

Deja que otros alardeen sobre la superación personal. La vieja escuela, se reirá de ti y te dirá eso lo pudiste haber aprendido gratis, y ese consejo no se ve muy bien cuando te das cuenta que … ni ellos en realidad han podido hacer cosas por sí mismos.

No hay nada de mala en querer mejorar uno mismo. De hecho la mayoría de mis lectores quieren mejorar sus vidas

Si esto resuena contigo – si alguna vez te has sentido avergonzado por pedir ayudar ya que parecía que es algo que debías hacer tu mismo – escríbeme y cuéntame sobre ello a joe@startupcampus.mx

Tus seres queridos te empujan a ser mediocre

Los padres mexicanos a sus hijos:

Edad 15: “No tengas novia estas muy chico”
Edad 21: “No tengas novia, estas en la universidad”
Edad 24: “No tengas novia, ¿qué ya te vas a casar?”
Edad 28: “¿porqué no te has casado?, te vas a quedar…”

Creo que no son solo los padres mexicanos (claro amo a mis padres).

¿Porqué los padres y los amigos siempre están acosándonos con tres cosas: busca un trabajo “estable”, cásate y compra una casa?

¿Porqué siempre nos molestan cuando escuchan que queremos intentar algo nuevo o diferente?

“Oh, serás vegano, ¿Así que nunca mas comerás tacos de pastor el resto de tu vida?
“Oh, quieres ser soltero gran parte de tu vida, ¿cuando seas viejo quién cuidará de ti?”
“Oh, quieres renunciar a tu trabajo, ¿Cómo comprarás tu casa del Infonavit?”

¡Esa mentalidad me vuelve loco!

Me recuerda una conferencia que escuche y cambio mi forma de pensar.  Michael Ellsberg, autor del libro “La Educación de los Millonarios: No es lo que crees y no es tarde” hacía notar como la gente a tu alrededor toma un camino tradicional en la vida. Y luego, aun cuando son infelices, ellos nos empujan a tomar las mismas decisiones que ellos tomaron.

La misma gente que te dice todo lo que “necesitas” hacer, son las MISMAS personas que se quejan de sus hipotecas, deudas y su concepto de diversión es sólo beber cada fin de semana y repetir lo mismo cada semana.

¿Coincidencia?

Hay una verdad cruda.
A veces la gente a tu alrededor pueden ser una bola de cristal para ver como será tu futuro. ¡piénsalo!

En la conferencia Michael, dijo algo que nunca se me olvidará:

“Nuestros seres queridos quieren seguridad para ti, no que logres todo tu potencial.”

Seguridad, no excelencia.

En otras palabras, ellos quieren que tengamos un trabajo seguro. Ellos quieren que vivamos en un lugar seguro y que tomemos esas decisiones seguras porque se preocupan sobre el RIESGO de que terminemos siendo vagabundos o (trago saliva) ¡INFELICES !

Si lo piensas un momento, el lugar mas seguro donde puede estar un barco es en el puerto pero un barco no fue hecho para estar anclado toda su vida en puerto seguro, sino para estar en alta mar enfrentando tormentas.

Lo que las personas a tu alrededor, tus seres queridos, lo que eligen ignorar es el potencial para la Excelencia que hay en ellos y que hay en ti.

Para ser excelente, tienes que tomar decisiones no convencionales. A veces, decisiones que parecen arriesgadas.

La realidad es que,

Solo necesitas muy pocos pilares (asombrosos) que te ayuden a lograr la vida de tus sueños.

NADIE nos habla de estas cosas porque no suenan tan atractivas como decirte cosas que suenan muy inspiradoras pero que no te muestran como. Mi meta no es decirte frases inspiradoras que se quedan en emotividad. Mi meta es mostrarte como puedes deliberadamente, metódicamente crear un estilo de vida que cumpla tus sueños.

Que tal que el sueldo de tus sueños sea ganar 50 mil pesos más. ( puedo mostrarte cómo descargando mi ebook al final de este post )

¿Se podrían enseñar las habilidades necesarias que eventualmente te lleven a comenzar un negocio – mientras aun trabajas en un empleo?

Cuando sigues un sistema metódico puedes:

Crear un ingreso envidiable. Si estas dispuesto a trabajar y a tomar caminos no convencionales, te podré enseñar como probar una idea antes de gastar un peso y llevarte desde cero hasta lanzar un negocio.

Entrenamiento.  El entrenamiento no solo es en las habilidades que se requieren para ser un emprendedor, sino todo lo que pasa en tu mundo interior. La mayoría de las barreras de los emprendedores no son exteriores, sino son barreras mentales que los sabotean.

Apoyo. Yo apoyo que tomes decisiones poco convencionales y estoy convencido que cualquiera que se dedica y toma decisiones diferentes puede diseñar y crear la vida de sus sueños.

Espero que tengas una buena semana, solo quise darte algo para reflexionar .

Joe Rivas

P.D. Sin plan alguno decidí simplemente tomar mi auto, viajar a Guadalajara y reservar una semana en el mejor hotel de la ciudad. ¿porqué? No porque sea un fanfarrón presuntuoso, sino porque para mí vivir una vida de Nuevos Ricos, significa poder tener la libertad de moverme a donde quiera y segundo porque me gusta viajar de improviso y puedo trabajar desde cualquier Starbucks.

Somos egoístas por naturaleza

Si tú un día decides ir a conquistar la cima del Everest, ¿te das cuenta  de que no beneficia en nada a la humanidad?

Digo, no dudo que para a quien le gusta la espeleología será un gran reto o traiga un montón de beneficios personales como un sentido de seguridad, de logro, de cumplir un sueño. Pero en realidad, no es que tu medalla y tu foto de haber conquistado el Everest, haga el mundo mejor, o le resuelva un problema al mundo.

Literal estas actividades solo traen un beneficio personal y ya.

Y antes de que me critiques a mi también me gustaría tener una foto en mi Instagram en el Everest, no se si en la cima pero al menos en un campamento Base seria muy cool…

¡Prometo que quiero enseñarte algo con este ejemplo!

El enfoque de nuestros negocios han sido así por siempre, los negocios solo buscan cumplir su meta de ventas trimestral, eso es bueno, pero solo es bueno para el negocio.

El otro día fui ver un auto, que estaba pensando en comprar.

Yo un simple mortal con deseos de cambiar de auto, tenía ya mis necesidades en mente. Debido a mi estilo de vida quería un SUV, quería cambiar a un modelo mas reciente esa era mi meta, aun estaba indeciso sobre que marca elegir tenía dos o tres en mente.

Yo necesitaba llegar a una agencia de seminuevos y probar varias marcas, hacer una prueba de manejo, después tomaría una decisión. Esa era mi necesidad como cliente.

Llegué a la agencia de seminuevos y lo que yo no sabía es que para mi mala suerte llegue a final de mes. El vendedor tenia prisa para cerrar una venta porque era “fin de mes”, no solo él, sino que su gerente lo presionaba también.

Prácticamente ignoraron todas y cada una de mis necesidades por estar ellos al pendientes de las suyas, simplemente ignoraron las necesidades del cliente.

En su lugar, me presionaban y presionaban para que yo satisficiera sus necesidades. Ellos necesitaban cerrar una venta ya.

Y paradójicamente ese mismo día pude haber concretado la venta pero no lo hice, ¿porqué?,  yo como consumidor, al no estar al centro del proceso de compra, no compre.

Nuestros negocios, empresas, startups son ególatras, la marca, el producto, la empresa, están al centro del proceso de venta.

Piensa por un momento, en todo negocio, incluso toda ley de venta se basa en resaltar las bondades de un producto o servicio.  En los mejores libros de ventas te recomiendan:  “si tu prospecto tiene alguna objeción o duda sobre lo que le estas vendiendo, vuelve a resaltar los beneficios de lo que le estas vendiendo” –  eso ya no es muy válido en la era digital.

Casi todo lo que hacemos en nuestras empresas se trata de nuestras empresas. Estamos tan encerrados en nosotros mismos que ni siquiera podemos verlo.

Lee los textos de tu sitio web, lee tus folletos, echa un vistazo a la  pagina  de Facebook de tu empresa, tus tuits, todo es acerca de tu empresa: “somos maravillosos, somos lo que tú necesitas, tenemos X reconocimientos, nuestros cursos son lo mejor, somos la última coca cola del desierto…. blah”

Y al igual que yo, quizás tienes a muchos de tus potenciales clientes que podrían cerrar ventas hoy mismo pero como eres ajeno a sus necesidades simplemente no te compran.

Y esto suele ser lo común, esta esta es la normalidad en el mundo de los negocios, “así se hacen las cosas”

Si estas en contacto con tus clientes yo te diría, pregúntales.

Sí haz algo impensable:Preguntar.

¿Qué necesitas para dar un siguiente paso?
¿Qué necesitas de nosotros?

Y ESCUCHA

Ahora todo se trata de TU CONSUMIDOR. El mayor cambio que han traído las redes sociales a la economía y el mundo de negocios es que ahora todo se trata de ELLOS, de TU consumidor. El consumidor debe estar en el CENTRO.

Tu negocio no se debería tratar de tu maravillosa idea, de tu forma como revolucionarás la industria, o de como tú quieres conquistar al mundo.

Una startup, una empresa o una marca no se trata sobre sí mismo, se trata sobre:

¿Qué problema le resuelven a una persona
o a otra empresa?
¿Qué problema resuelve tu negocio al mundo?
¿En qué hace mejor la vida de otros?

El primer fundamento para hacer un cambio real en su empresa es entender esto.