Inicio Blog Página 14

Todo mundo quiere ser millonario; estos son 5  retadores pasos para que lo logres.

Recuerdo que mi primer emprendimiento fue a la edad de un niño de 4to grado de primaria, tenia serios problemas económicos, tenia que comprar un Nintendo,  y para un niño  de esa edad  es un muy grave problema existencial. Así que pronto descubrí una forma para ganar dinero. Vender artefactos prohibidos en el salon de clase. No, no eran armas, ni metanfetaminas.  “Salines y Chilines”, el oro de mi niñez, además que tenían un alto grado de adicción para mi negocio, literal los niños no podían dejar de comer eso, ademas que, el hacerlo a escondidas del profesor, le agregaba un valor al cliente: heroísmo y reconocimiento social del grupo.

Slumdog Millonaire
Slumdog Millonaire

Generar ganancias fue una preocupación muy temprana para mi, en los ultimos años de mi vida decidí aprender lo que la gente “exitosa” hace.

Digamos que eres como yo hace 10 años, quebrado (o al menos no con la capacidad financiera de hacer muchas cosas), viviendo sin tener mucho espacio pero con un tanque lleno de ambición y feráz dedicación para ganar. ¿Cómo es que logras una meta? ¿Cómo le haces para llegar al club de los Slumdog Millonaire? Y cómo lo haces con integridad, manteniendo un buen nombre, no matarte de stress y aun así poder crear una vida de buenas de relaciones y alegría.

Antes que nada quiero compartirte mi filosofía de lo que para mí significa ser rico.

Creo que para cada uno de nosotros ser rico debería ser algo diferente.

Hay gente tan pobre que lo único que tiene es dinero.

Quizás para alguien ser rico, significa poder ganar dinero extra suficiente para poder pagar una ronda extra de cervezas a sus amigos y seres queridos; para otro significa poder llevar a toda su familia a vacacionar con los gastos pagados;  para alguien más, ser rico significa poder trabajar desde cualquier punto del planeta, para otros más la combinación de varias de las anteriores ideas.

Para mi ser rico significa poder ayudar financieramente las causas en las que creo, ser capaz de viajar y conocer tres lugares diferentes en el mundo al año,  poder trabajar sin un horario fijo y desde cualquier parte del mundo, poder pasar y enseñar mi conocimiento, comprar la ropa que me gusta y ayudar trascendentalmente la vida de algún ser cercano a mí. Y sobre todo la verdadera riqueza es compartir y dar de tí.

Y no es que me salga por la tangente, algunos dirán: ¡Vamos!, ser rico es tener millones y millones en la cuenta y comprarte coches de lujo, joyas, viajes, relojes caros, botellas de champagne, ir de shopping a Abu Dhabi, y por su puesto tener mujeres u hombres, etc, etc. Ese es el problema.  La falsa imagen que tenemos de la riqueza. He descubierto que en realidad la gente verdaderamente adinerada no vive así, por el contrario es muy ahorrativa y no derrocha dinero, tiene sanos hábitos para gastar dinero, por eso es que, tiene recursos económicos a su disposición.  Así como sobre el amor también sobre el dinero tenemos la imagen que nos pintan las películas de Hollywood.  Y por lo general la gente que derrocha dinero, solo aparenta ser adinerado, en el fondo tienen muchos problemas económicos, su estilo de vida ostentoso es un síntoma de ello.

Quiero compartir contigo, 5 principios que he aprendido en los últimos años de mi vida. Estos principios  no son fáciles ni rápidos. Pero funcionan mucho mejor que esas charlatanerías o programas de “hágase rico sin hacer nada y sin salir de casa” que proliferan en el Internet.

 

  1. Pon de cabeza tu motivación de querer dinero

Cerca del 2009 estaba yo ganando casi 100 mil pesos mensuales, nada mal para un chico que no tenia estudios universitarios concluidos y que era muy poco convencional en mi forma de trabajar y vivir la vida. Mi vida se había enfocado prioritariamente en construir organizaciones que ayudaran a otras personas y tenia una respetada agencia de diseño web,  mi vida iba en ascenso.

Pero luego algo en mi corazón cambio. En determinado momento me hice esta pregunta. “Si Jesús fundara una startup o empresa, cómo sería? (sí soy cristiano católico, por si no lo sabías, no te preocupes, no soy de esos fanáticos molestosos, por el contrario soy uno que te fascinaría conocer).  Esa pregunta cambio mi éxito financiero en un impacto de vida exitoso.

Lo importante no era ganar dinero, sino ayudar a otros.

Nunca serás rico sin ayudar a las personas. Es muy simple. En mi agencia comencé a adoptar esta filosofía, por cada cliente pagado que llegaba, buscaba donar 3 proyectos a asociaciones o personas que con un sitio web les ayudara a mejorar  su vida. Comencé a involucrarme en causas sociales en las que yo podía apoyar.
¿Qué necesidades  humanas están a tu alrededor que tú puedes resolver?

El dinero, no es una meta primaria, sino que es el resultado de ayudar a muchas personas.

 

2. Comienza a jugar el juego 5X de la generosidad.

Esto no es algo que tenga que ver con mis creencias personales. El profesor de la Escuela Wharton de Negocios de la Universidad de Pennsylvania, Adam Grant prueba en su libro Give And Take, que las personas que dan y dan a menudo son mas exitosos financieramente hablando que las que no lo hacen. Pero es mas complejo que solo ser generoso. En mi experiencia tienes que tener algún valor que traiga significado para tí, el ser generoso.

Si tu meta es ser rico, debes rodearte de gente rica. El problema es, que la gente rica no necesita mucho de otros. Y para ser honesto, están a la defensiva de cualquiera que necesite algo de ellos.

Aprendí rapidamente que la gente exitosa lo que realmente necesitan es momemtum. Su éxito depende de que haya un consistente crecimiento, alcance e influencia.

En 2010 comencé a buscar formas de ofrecer servicios que ayudaran a crear momentum en la vida de otras personas o empresas exitosas. Para cuando empezó el boom de las redes sociales, yo tenia mayor conocimiento que muchas agencias de marketing en México, además que me dedique a comprar cuentas de social media que tuvieran grandes cantidades de seguidores y crear contenido de valor para nutrir esas audiencias.

Luego encontré personas que buscarán audiencia para que sus ingresos se mantuvieran o crecieran, encontré personas dispuestas a pagar grandes cantidades de dinero para que yo promocionara sus libros, cursos, eventos, etc

Pero, yo no acepte su dinero, mi meta no era el dinero.

En su lugar, lo hacia completamente gratis y muy a menudo. Algunas veces llegue dirigir mas de 10 mil visitas al sitio web de algún autor solo porque me encantaba su libro. Y esto creo un efecto recíproco. Y como resultado, esta gente comenzó a sentir que debían pagarme un favor. En pago, ellos me presentaban con otros exitosos líderes o personas de influencia, me presentaban con responsables de empresas que estaban dispuestos a comprar campañas de marketing de muy alto valor, y finalmente se volvieron buenos amigos míos.  Esto me llevo a aprender otra gran lección: Valora a las personas, la amistad por encima de los negocios.

La Generosidad no es como una flecha, es más como un boomerang , siempre regresa a tí.

 

Así que se generoso.  Pero primero, crea algo de valor que puedas dar. Para mi, fue una audiencia que podia dar. ¿Qué aplicaría en tu caso?

 

3.  Deja de querer ganar dinero y en su lugar busca crear algo que agregue valor a las personas.

Cuando doy consultoría en modelos de negocios a emprendedores o startups, todo mundo quiere crear un negocio para hacer dinero, eso es lo común. Pero lo anormal es que hay muy pocas personas que quieren crear negocios para alimentar su pasión y ayudar al mundo.

Hay una gran diferencia. Unos hacen las cosas porque necesitan ganar mas dinero; mientras mas cosas hacen, entonces mas dinero ganan. Lo que hacen realmente no les importa – hacen algo mientras les produzca un gran salario, grandes prestaciones o grandes ganancias.

Pero existen otra estirpe, quieren hacer dinero porque eso les permite hacer más cosas. Quieren mejorar un producto. Quieren crear un movimiento. Quieren compartir su pasión en un libro, en algún otro país, rodar una película, etc. Ellos aman lo que hacen, incluso llevan tiempo haciendo lo que aman aun cuando no ganan dinero. Ellos sueñan con crear una empresa que cree los mejores productos, servicios… y el dinero solo es algo que les permite hacer realidad sus sueños.

Es muy posible encontrar productos sin significado algunos generan millones, y muchos otros emprendedores han aprendido que hacer dinero en algo que aman, es mas importante que hacer dinero por hacer. Creo que Walt Disney lo explica mejor:

No hacemos películas para tener dinero, hacemos dinero para hacer mas películas.

 

No hay nada malo en poner un negocio para hacer dinero, pero los negocios que se convierten en modelos millonarios suelen ser aquellos que resuelven un problema, los que buscan primero agregar valor a las personas, hacer del mundo un lugar mejor y por resultado generan dinero, y los fundadores que tienen la perseverancia y motivación para crear algo así, resultan ser los que ven el dinero como una herramienta para poder alimentar sus sueños, hacer lo que les gusta, no por hacer dinero en sí mismo.

 

4 . Destaca tu talento y conviértete en un maestro.

Obsesivo es la palabra que los flojos inventaron para describir a los dedicados. Casi como una enfermedad que debes evitar contagiarte. Una adicción que en su forma mas pura no es manejable por sus grandes víctimas.

Si me conoces, sabes que soy un fanático de crear cosas asombrosas. Todo lo que hago debe ser un 10. Si hoy me toca servir ponche en la posada de la Iglesia, nadie servirá el ponche como yo. Será un 10.

Algo en lo que no soy muy bueno, es en los videojuegos, mi primera empresa a los 8 años que tenia como objetivo comprar un Nintendo no cumplió su cometido, mi habilidad para los videojuegos no se cultivó desde niño. Para algunos será algo bueno, para mi solo fue algo que siempre quise hacer. Así que ahora me compre un Xbox 360, ya uno lo descompuse y compre otro y aun no soy un 10, pero en Call of Duty  ya no solo le disparo a las aves, ahora le puedo disparar al combatiente enemigo, y anotar algunos puntos. Voy mejorando. Quiero mejorar. Quiero aprender. Quiero ser un 10.

Durante varios años en  mi vida no hacia lo que los jóvenes de mi edad suelen hacer. Mientras que todos los viernes o sábados por la noche, la gente de mi edad estaban en algún antro, fiestas en casas, de viaje rumbo a Teques o Cuerna, yo estaba hasta altas horas de la madrugada en mi departamento solo, aprendiendo algo, probando algo, descubriendo algo nuevo que ayudara en mis metas.  Pero fueron esos sacrificios que hoy permiten poder viajar a cualquier parte del mundo si quisiera hacerlo en este momento, no tengo un trabajo de 9 a 5 pm que me lo impida, o no tengo que ahorrar por un año para hacerlo, ya lo he hecho.  Por cierto sabías que los mexicanos gastan en promedio 56,350 pesos en los fines de revén al año.

En el fondo mi única motivación era:

Conviértete en la mejor persona que haya en negocios,  marketing, hábitos financieros  y estudios del comportamiento del ser humano.

Fue esta visión que me ha forzado a leer mas de 100 libros en estos temas, me llevó a profundizar en la teoría del Visual Design Thinking, a ir mas allá, a intentar cosas, fracasar, cambiarlas e intentar de nuevo y tener un mejor entendimiento de como funciona realmente la mente del ser humano. A estar dispuesto a invertir en mi entrenamiento viajando a las mejores conferencias o cursos que encontraba. Por ello fui a San Francisco a entrenarme de la mano de los mejores como Steve Blank o Alex Osterwalder y certificarme en Business Model Generation. Claro, muchos me critican, me dicen cosas como “en lugar de gastar tanto en viajes deberías comprarte un departamento como todo mundo hace”. Simplemente he estado dispuesto a pagar el precio.  Creo que Steve Jobs lo explica mejor que yo:

 

Se tan bueno en lo que haces, que el mundo no te pueda ignorar.

 

¿En qué campo tú podrías ser el mejor? ¿ Que te mantiene despierto por las noches? ¿Que parte de tu personalidad esta destinada a tener éxito?

Si puedes afinar tu habilidad para enfocarte, luchar contra el desanimo, y presionar en lo que quieres aprender, eventualmente serás bueno en ello y luego serás grande en ello. Y varios años después serás un maestro de clase mundial. Y luego sin notarlo tendrás dinero suficiente para hacer lo que te gusta.  Al menos así funcionó para mi, pero no fue casualidad o una oportunidad caída del cielo, elegí prepararme  y tomar una ruta para ello.

5. Y lo mas importante, lánzate por tu sueño y asesina la mentalidad de empleado.

Es muy difícil hacer más dinero como empleado.  La realidad es que empezar tu negocio es el camino, no es una panacea mágica, sino una carrera de resistencia.

Puedo oír tus pensamientos “No se como comenzar un negocio”, “no se que negocio poner” “no se me ocurre una buena idea”. Tampoco yo la tenía. En 2014,  yo cambie mi corazón nuevamente de crear a enseñar. Decidí dedicarme a construir, educar y mentorear a una nueva generación de líderes y emprendedores. Mi misión ahora es enseñar lo que había aprendido y ayudar a las personas a crear un negocio y una vida que realmente amaran.

En México 7 de cada 10 empresas nuevas fracasan luego de 2 años.  Las verdaderas razones por la que lo hacen van desde un erróneo modelo de negocio, una mala administración y liderazgo, y  los hábitos de los fundadores o dueños que la condenaron al fracaso. La realidad es que nada tiene que ver con las ideas. De hecho, puede haber grandes o buenas ideas con un mal modelo de negocio y es una empresa destinada al fracaso. Hay que cambiar eso.

 

Cuando la gente me pregunta sobre mis constantes viajes siempre algo dentro de mí me molesta y me molesta pensar que es algo que cualquiera puede hacer pero que muy pocos se atreven, no viajar, sino crear un estilo de vida que les permita hacerlo. Todo mundo tiene una buena intención y una buena idea para poner un negocio. Y es ahi donde yo quiero ayudar. Donde yo quiero ayudarte. Me pongo a pensar si me hermana o mis amigos apuestan todo, dejan sus trabajos, invierten sus ahorros o se endeudan(lo que no recomiendo para nada) para poner un negocio, desearía poder ayudarles para que ese negocio prospere. Se requiere algo más que una buena idea y se requiere algo más que ser tu propio jefe y administrar o dirigir por intuición. Realmente quiero ayudarte.

Después de encerrarme en mi departamento por mas de 160 horas, di a luz un programa que fuera un sistema de coaching para ayudar a los aspirantes a emprendedores, startups, bloggers y soñadores a crear sus propios negocios. Un sistema que te ayude a crear ideas y convertirlas en modelos de negocios exitosos.  Un sistema que fuera fácil de entender, bien diseñado y que ayude a cualquiera sin importar su edad, sexo, nivel de educación, nivel de experiencia en negocios y que le ayudara hasta a un americanista. Ese era mi sueño, y parte de ese sueño es este sitio web en el que ahora estas navegando.

 

Así que en los últimos 7 días del 2015, estaré compartiendo contigo por correo esta información, completamente gratis (no letras chiquitas, ni intentaré venderte nada, ni quiero ni espero algo en retorno de ti) solo lo hago porque como te explique en este post, esa es mi filosofía de vida. Y para hacerlo solo necesito tu nombre y tu email para poder hacerte llegar la información si es que quieres hacer de este 2016 un mejor año para ti.

Si ya estas suscrito a mi lista, solo te pido que confirmes tu decision de ser parte de este privilegiado grupo.

3 errores comunes que asesinarán tu negocio

La causa de que un startup o nuevo negocio falle generalmente no es por que tengan una mala idea. La creencia general es que la mayoría de los emprendedores novatos fallan por factores externos, cambios en el mercado, circunstancias que no pudieron prever  o por la excusa mas famosa: “se quedaron sin dinero”.

Pero en realidad la mayoría de las empresas fracasan por auto-sabotajes de los emprendedores.  A veces el modelo de negocio es bueno, la idea es buena y validada pero los negocios son ejecutados por personas, y a menudo esos llamados “fundadores” son los que tienen debilidades disfrazadas de fortalezas; es la principal causa de fracaso de una empresa. Nuestra falta de buenos hábitos financieros, falta de sabiduría, planeación y ejecución pobre,  agresión pasiva, miedos, falta de habilidades sociales, ausencia de conocimiento de fundamentos de marketing, liderazgo pobre y la lista puede crecer y crecer.  Y mientras que muchas de ellos no las podemos remover, las tres causas mas comunes que pondrán tu negocio en la silla de la muerte son:

  1. Lo hago todo yo,  es igual que insensato y tacaño

Lo entiendo. Estas comenzando. Eres un startup. Tienes un presupuesto limitado. Tienes alma de emprendedor y te encanta hacer las cosas por tí mismo. Y es admirable. Y es tu peor debilidad que no puedes ver. Si estas lanzando un emprendimiento que quieres que algún día se convierta en una empresa redituable debes estar dispuesto a invertir en partes o areas de tu startup que realmente importan, o en su defecto mejor seria no haber lanzado esa startup en primer lugar.

Muchos de los consejos que uno escucha en los “Templos del Emprendimiento”, bastan dos minutos para darte cuenta que si continuas haciendo todo tu solo, eventualmente crearas un sitio web barato, tarjetas de presentación feas, un logo pobre diseñado,  los textos de marketing escritos por “tu gran genialidad” pero que nadie entiende o que tal un video corporativo editado por ti mismo.  Y como dice Alex Osterwalder, gurú de los modelos de negocios,  “muchos emprendedores son como ratas en un carrera que quieren ganar, y aun cuando ganan, no se dan cuenta que siguen siendo ratas.”

 

No cortes en los lugares donde tu empresa se distinguirá verdaderamente en lo que esta haciendo

 

Por ejemplo, una empresa donde sus ventas requieren de convertir o captar leads a través de su sitio web, no creo que los fundadores deban diseñarlo o comprar una template, para ahorrarse 40-50 mil pesos de presupuesto. Si tu canal de ventas es el sitio web, mas vale que inviertas en una agencia de diseño web que te ayude a tener un sitio web óptimo para tus clientes no para tu presupuesto además de que te ayuden crear un Copywriting (los textos con propósitos de venta), lo cual es toda una ciencia y hay frameworks que permiten garantizar una tasa alta de éxito.

También puedes decidir aprender a hacerlo bien, pero entonces sé consciente que estas invirtiendo tu posesión mas valiosa: tiempo.

Si los emprendedores tacaños aprendieran a valorar al mismo nivel el tiempo que el dinero, quizás gastarían mejor su dinero. La posesión mas valiosa que puedes comprar con dinero es tiempo. No lo desperdicies intentando hacer todo tu.

2. Vas tan rápido que hieres personas a tu alrededor

Cuando estoy en una sesión de mentoría con algún emprendedor, la primera pregunta que le hago,  es  ¿Dime 10 hermosos recuerdos de este último año?

Todos se quedan atónitos, con la mente en blanco y muchas veces con cara de ¿que demonios tiene que ver esa pregunta con mi negocio?

Todos están tan ocupados y obsesionados con construir la vida de sus sueños que se les olvida vivir.

La obsesión de que un negocio sea exitoso a veces nubla la mentalidad de las personas y los convierte en un ser que se vuelve insano para los que están a su alrededor.

Siempre en constantes mejoras, siempre duerme tarde, llega tarde a todos las reuniones porque esta ocupado, contratando gente, revisando cada mínimo detalle, haciendo compras importantes, sintiendose que esta construyendo la vida de sus sueños.

La Velocidad es buena cuando estas trabajando solo. Cuando solo tu sientes esas consecuencias. Pero los emprendedores que tienen esposas, novias, amigos, hijos, empleados, contratistas, vendedores, becarios o freelancers deberían bajar un poco su velocidad.

Si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos, ve acompañado.

Los ignorantes quieren ambas. Pero eso solo es señal de inmadurez, porque es imposible, tan imposible como meterse al agua sin ropa y no mojarse.

Cuando estos emprendedores ven hacia atrás en su camino solo verán un camino de destrucción y malas decisiones, por su prisa interior. Desde matrimonios deteriorados, negocios en quiebra, amistades o relaciones destruidas, malas decisiones sobre el uso del dinero, todo por que querían llegar rápido.

Un amigo me dijo “Joe, conduces muy rápido, y eso esta bien cuando estas tu solo, pero cuando vienes con tus amigos quizás debas desacelerar un poco si es que realmente te importamos”. Que gran analogía para los negocios.

 

3. Tu arrogancia es letal

No hay nada peor en el mundo de los negocios que la clásica arrogancia ególatra. Todos conocemos a ese tipo que le encanta que digan lo grandioso que es, pero si es tan grandioso, ¿porque necesita que todos digan eso de él.?  Siempre dicen cosas como: ¿Qué no sabes quien soy yo? 

La gente que tiene verdadera autoridad son las personas que no necesitan llamar la atención y que cuando entran a la habitación inmediatamente captan la atención de todos sin tener que pedirla. Son gentiles pero con firmeza. Son humildes pero genios. Son audaces pero buenos planificadores.

El que tiene mayor poder en un habitación, generalmente habla al último.

La confianza no es algo que viene al lograr algo o por cuanta atención buscas ganar o cuanto dinero tienes que tener. La confianza se construye día-a-día al confrontar tus propios miedos. La auto-estíma y auto-confianza interior es una característica que uno decide construir, no es algo que nos ponemos al comprar un traje de 10 mil pesos, eso es arrogancia. El sentido de seguridad en sí mismo viene al creer lo que puedes producir en el presente. Es una manifestación de tu nivel de auto valía.

Nadie quiere trabajar para un líder que se cree que es mas importante que los demás. Solo harás que las personas se sientan frustradas y tú tendrás prácticamente que forzar a las personas para que te sigan. Es en este punto cuando los emprendedores están en graves aprietos, porque su negocio sera tan bueno como las personas que lo están siguiendo.  Si las personas solo te siguen por su quincena que por tu visión, tu negocio esta al borde del colapso.

Si sufres de esto, te recomiendo este libro de mi amigo Walter Riso. Si no haces algo al respecto, todas las decisiones y motivaciones sobre tu empresa las estas basando en resolver una carencia interior y no en tener un negocio redituable que ayude a otros.

Ya sea que tengas el síndrome de querer hacer todo tú, ir demasiado rápido o ser un arrogante líder, son tres síntomas que puedes corregir para que no cometas auto-sabotaje de tu proyecto, negocio o startup.

 

 

 

 

4 tipos de personas que nunca tienen éxito en los negocios

En este artículo aprenderás las 4 personalidades que te limitan para tener éxito como empleado, freelance, líder o emprendedor.

Hay ilimitados tipos de personalidad en nuestras vidas.

Esta el tipo que odia su trabajo y siempre se queja de ello y año con año no hace nada para cambiar eso. La señorita que siempre tiene la idea de comenzar su propio negocio. O el joven que siempre saca la bandera del emprendedor pero que en realidad solo es el empleado todólogo de su propio negocio

Todos jugamos un rol en nuestra vida profesional. Nos llaman idealistas, trabajadores, creativos, ejecutivos, hacedores y los emprendedores. Pero un rol del que no nos gusta hablar es el del fracasado. El que a veces hace trampa, esconde, roba y rompe reglas mientras que espera que puede tener un éxito repentino y caído del cielo.

En lugar de hacer un artículo de “como se debe ver una persona exitosa”, quiero irme al lado oscuro. Esta es una lista de las personalidades que sobresalen por las razones equivocadas. Ten cuidado porque, sino conoces a alguno que encaje en uno de los cuatro, entonces quizás esa persona seas TU.

 

EL  QUE NUNCA TERMINA ALGO

Estas personas en realidad son adictas a comenzar algo nuevo. Luchan mucho al inicio pero pronto se encuentran a sí mismos quemados cuando las cosas se ponen difíciles.  No son miedosos necesariamente sino que están infectados con el síndrome de los objetos brillantes. Buscan brillar a toda costa. Para ellos es mas importante una foto en Facebook que los haga parecer exitosos que lograr en sí mismo el proyecto por el cual deberían ser reconocidos. Les encantan las excusas y siempre tienen 5 o 6 proyectos sin terminar. Pero en el fondo, sabemos cual es su problema… la falta de disciplina y estamina (La estamina es la habilidad de tu cuerpo para soportar actividades físicas sin cansarte o para no tener que parar antes de alcanzar tu meta)

Si eres uno de ellos te recomiendo:

  • Solo dedicate a un solo proyecto. De hecho científicamente hablando tú solo puedes dedicarte a tres cosas durante un año. ¡Piensa! si murieras este año, que te gustaría haber hecho. Dedicate solo a un proyecto y termínalo.
  • Que puedas hacer algo, no significa que lo debas hacer. No todas las “buenas ideas” deben hacerse. Las ideas son baratas y gratis y cualquiera puede tener una, cumplir un proyecto muy pocos lo hacen. De hecho el cambio de mentalidad en nuestro ecosistema de startups nos llevan a reconocer que aun mas valioso que una idea es un modelo de negocios. Así que la mejor idea que puedes tener es descartar tus ideas y dedicarte a un proyecto.
  • Aprende sobre la disciplina y cambiar hábitos, crea sistemas en tu vida

 

EL SOCIO EGOCENTRISTA

La enfermedad mortal de cualquier pareja sea de negocios o una relación humana es el egoísmo. Estas personas son las que buscan que todo sea fácil, manipulan, abusan y siempre tienen una agenda personal. Para ellos no existe el ganar-ganar. Solo hay un héroe, ellos mismos. Mientras que estas personas no son horribles en cualquier situación, son terribles en el trabajo.

Si eres uno de ellos te recomiendo:

  • El tiempo y las energías que estas gastando intentando manipular, agradar y persuadir a otros para tus propósitos , es tiempo y energía desperdiciado para lograr cosas por tí mismo. Tiempo y Dinero que después no vas a poder recuperar.  Hay cosas que toman tiempo. Por mas que quieras convencer a un árbol de que debe crecer, el árbol crecerá en el tiempo que siempre lo hace. Es inútil gastar tiempo y energías en estrategias, hacks o “debe haber una forma de que crezca mas rápido”.  Esto aplica en tu vida profesional, tu familia, tu negocio. Hay un tiempo que debe pasar, es la ley de la vida. Un hongo crece y muere en 24 horas, un roble tarda 100 años y es inamovible. ¿Cuál quieres ser tu?
  • Cualquier logro que pase por encima de una persona, no es un logro, es un fracaso.
    Estudios de la Universidad de Harvard indican que los negocios que ponen por encima a las personas que las ganancias, son los negocios que mas estabilidad y ganancia tienen.

El  EJECUTIVO MENTIROSO

En su lucha por escalar la cima corporativa, esta persona mentirá, robará y hará lo que haga falta para hacerlo. Por alguna razón el cree que la moral y los negocios son cosas que no se mezclan. Cuando alguien le hace notar algo el solo responde con el clásico: “son solo negocios, no es personal”. Pero todos sabemos que un problema en el trabajo rebota siempre en la casa. Si este tipo es tu jefe, cuidado…. es peligroso. Aun cuando no este ahi siempre, no serás parte de su derrumbe.

Si eres uno de ellos te recomiendo:

  • Tu vida no es algo que puedas separar, de hecho porque la tienes separada es por ello que sientes un vacío interior o un sentimiento de frustración. Tu deberías ser la misma persona en tu casa, en tu oficina o con tus amigos, bueno, al menos una persona sana mentalmente actúa así. ¿ Tomarías las mismas decisiones con tu novia bajo los mismos parámetros que tomas las decisiones en tu trabajo?.  Puede que tu vida esta escindida, dividida, echa partes, por eso es que sientes la necesidad de “armar bien tu vida”.
  • De nada te servirá llegar a la cima si volteas y ves que toda la empresa esta en tu contra, y que alguno de tus subordinados un día puede convertirse en tu jefe. Trata al otro como te gustaría que te trataran a tí. Dice Jim Collins en su legendario libro, Empresas que perduran, “lo que hace grande a un ejecutivo no es a cuantas personas derroto; sino con cuantos de su equipo llego a la cima, y lo valioso de su logro no será un puesto sino haber construido un equipo que llevará a una empresa de ser buena a ser grande.”

El Emprendedor Miedoso

Ella ha tenido este sueño por años. Su idea es buena y sabemos que puede hacer lo que sea necesario para que funcione. Pero no puede. Su búsqueda de  seguridad y su falta de fe la lleva al rincón de la frustración cada vez. Sabe que mientras pasan los años el tiempo esta pasando y no se esta volviendo mas joven. Ella tiene todo para cambiar algo a su alrededor, pero el miedo asesina sus sueños sin darles una oportunidad.

Si eres uno de ellos te recomiendo:

  • Nada es seguro en esta vida. La única cosas 100% en esta vida es que un día te vas a morir. Y vivir dejando que el miedo dirija tu vida solo hará que un día mueras sin haber vivido realmente. La gente cree que un empleo es seguro. FALSO, mañana mismo te pueden despedir, la empresa quebrar o reestructurar y ¿donde quedó la seguridad?.
  • El sentimiento de seguridad viene al estar haciendo lo que te gusta. Cuando estas haciendo lo que te apasiona, tienes un sentimiento de paz y seguridad que te ayuda a vencer los altibajos de la vida. Si, hay días que quizás haya aprietos económicos, cómo cualquier empleado los pasa también. Pero aun no conozco a nadie que se haya muerto por ser emprendedor.
  • Atrévete y hazlo, es preferible haberlo intentado y que no funcionara que un día ver hacia atrás y lamentarte nunca haberlo echo, ese sentimiento te mata por dentro.

 

4 signos de que estas destinado a cambiar el mundo

Dentro de tí hay algo que grita por hacer algo tan grande que pueda dejar huella en el mundo. Descubre si eres uno de esos seres especiales que pertenecen a la estirpe única de los que cambian el mundo.

Cambiar el mundo

Hace unos años conocí a Don Lorenzo Servitje, dueño de Grupo Bimbo me dijo: “Joe, eres un idealista y un hombre de fe, una combinación muy rara de encontrar, sufrirás mucho por como las cosas son, pero nunca te rindas” .  En ese momento, no sabía que significaban esas palabras, yo le estaba presentando un proyecto para financiar una fundación, me miró y me dijo: “-para que te metes en problemas” – le conteste, “porque alguien tiene que hacerlo” – me sonrió y me miró como si fuéramos cómplices en una nueva aventura.

Siempre recuerdo esas palabras de Don Lorenzo, sobre todo a la hora de perseverar. Los idealistas como yo, nunca estamos conformes.  Todos estamos llamados a cambiar el mundo, o al menos la parte que podemos influir, la parte que nos toca. Hay cuatro signos que hay en ti y que al conocerlos ahora podrás reconocer que hay un llamado a influenciar y dejar huella en el mundo.

1. Profunda Insatisfacción

Dentro de ti ha crecido una profunda insatisfacción, una frustración sobre algo que tu eres capaz de ver y que los demás no ven. Te frustra que las cosas sean de cierta manera, te frustra que nadie haga algo al respecto, y te frustra el no poder hacer nada.  No conozco ninguna persona que haya cambiado el mundo sin haber sentido esa frustración, de hecho muchas veces esa frustración era el motor para seguir adelante.

2. Ves un futuro ideal

Ves que algo puede llegar a ser mejor. Lo ves tan claramente que te desespera que los demás no lo vean como tu lo haces. Muchas organizaciones, fundaciones, empresas comenzaron porque alguien vio que hacia falta algo y decidió tomar acción.  En tu mente ves como pueden llegar a ser las cosas si algo cambia, si algo se hace.  Cada vez que pienses “alguien debe hacer algo”, ese alguien eres tú, por eso tu lo puedes ver y los demás no.

3. Dudas

Una de las excusas que te dices a ti mismo es: ¿porqué habría de hacerlo yo?, te dices a ti mismo, “yo no se nada sobre ese tema, no estoy capacitado, seguro hay alguien mas que puede hacerlo mejor que yo”.  La gente que ha sido capaz de cambiar el mundo no lo ha hecho porque estén 100% capacitados sino porque han estado 1o0 % dispuestos. Si hay dudas en ti, eres el indicado.

4. Un destino superior

Hay ocasiones que se te ocurre una idea, te emocionas y dices que la harás, pero pasa el tiempo y esa emoción desaparece, o la idea ya no te parece tan buena y se pierde. Pero cuando hay un llamado superior a hacer algo, ese algo que no te atreves, regresa a tu mente una y otra vez, te sigue incomodando, te sigue molestando, hay algo en tu corazón que te dice que lo debes de hacer no importa lo ilógico, lo inseguro o lo incomodo que parezca. Pasa el tiempo y ese llamado en tu corazón sigue, no baja la intensidad de la emoción, en algunos casos sube tanto esa molestia que llega a ser insoportable. Es tiempo de tomar acción.

Steve Jobs veía en su mente que se podían crear dispositivos que en su tiempo y época eran imposibles de hacer, y persistió.  Blake Mycoskie, fundador de Toms, en un viaje a Argentina vio que había niños que no tenían zapatos, y se dijo “alguien tiene que hacer algo”, y creo una empresa de zapatos que cuando tu compras uno, le estas comprando un par de zapatos a alguien que no puede hacerlo.

Si tu tienes estos cuatro signos, te tengo una mala noticia, estos no desaparecen al pasar el tiempo, al contrario se harán mas evidentes.  Toma un tiempo y haz caso a ese llamado interior, Dios te esta llamando a hacer algo mas grande que tu vida misma, y solo necesitas estar dispuesto, decir sí, y tomar acción. Dios mismo te mostrará el camino a seguir.

¿Seguirás desperdiciando el tiempo limitado de tu vida?