Como dominar los hábitos que te harán un emprendedor exitoso.

No existe un consejo sencillo sobre cómo ser exitoso

Y la gente ama los artículos como “100 Formas de ser exitoso” o “el secreto de Carlos Slim para el éxito”

Ya sabes, los típicos artículos de cambia tus “malos hábitos”, “nunca renuncies” y “levántate temprano”. Literal cuando veo esos artículos, ¡Me quiero morir!

No te daré una lista larga y sin sentido, de consejos vagos sobre cómo ser exitoso. No necesitas hacer un millón de cosas para ser exitoso. Solo necesitas unas cuantas.

 

Te enseñare tres hábitos críticos que he aprendido de los mejores al pasar de los años, que me han permitido tener éxito en mi empresa, en mi carrera, y en algunas otras áreas de mi vida.

Tener éxito es duro. Pero no es complicado. Y comienza con enfocarse.

Hábito de Éxito #1: Escoge una meta

Es muy popular tener metas. Solo busca en Google “cómo ponerse metas” y encontraras medio millón de artículos en el tema. Busca cómo ponerse un propósito de año nuevo…y la cantidad se triplica. Como escogerlos, como establecerlos, como lograrlos…

Y la razón, es divertido escribir metas, hablar de ellas, y luego pensar que una vida grande sucederá por “arte de magia” o “conspiración del universo” ó “porque las atrajiste”, solo porque escribes una meta, la deseaste, la soñaste, la fantaseaste vívidamente y eso solo fortaleció un sentimiento en tique te engaño a pensar que era lo único que necesitabas hacer.

El problema principal es que la mayoría establece muchas metas y terminan cumpliendo ninguna. ¿Dime cuantos de tus propósitos de año nuevo, cumpliste este año?

Pero qué pasaría si solo eligieras una meta. En lugar de 12 deseos, 12 propósitos de año nuevo, que pasaría si solo deseas, te enfocas en un propósito, una meta.

Hace dos años yo estaba trabajando en escribir un libro, construir dos startups online, y me sentía un poco abrumado, uno de mis mentores me pregunto, “¿Cuál es tu meta #1?”

Esa pregunta me hizo sentir nervioso. No la quería contestar. Tenía miedo de que si decía cuál era la meta más importante, entonces iba a cerrar las puertas a mis metas restantes. Que eran muchas.

Dije, “Quiero escribir un best seller, pero también quiero construir una audiencia sólida y crear una marca personal y tener un blog exitoso, blah, blah, blah” Mi mentor me interrumpió, “Quita toda la palabrería. ¿Cuál es tu meta número uno?”

Una vez más dude. Pero el me presionó y me forzó. Me dijo: “Tu meta #1”

Le dije, “quiero construir una audiencia”

Aun cuando escribir un libro puede ser gratificante, si no hay una audiencia, una tribu, de nada sirve un libro, y más si quieres que sea un Best-seller.

Odiamos ponernos limites a nosotros mismos. Se siente como si estuviéramos renunciando a algo más, y es así como me sentía en ese momento.

Sin embargo, también es liberador al mismo tiempo. Una vez que me decidí (y era capaz de decirlo en voz alta) que quería primero construir una audiencia, esto trajo una claridad, transparente como el agua de manantial, sobre lo que tenía que hacer para lograr mi meta. Enfoqué toda mi atención en esa meta. Decidí que este año, solo me dedicaría a crear contenido que generará valor en la vida de las personas, que fuera el mejor contenido que ellos pudieran leer, y que eso hiciera que fueran lectores y suscriptores leales.

Si quieres tener éxito —en cualquier área de tu vida — tienes que tener este tipo de enfoque.

Hace tiempo escuche a un ex-empleado de Facebook en la época de su fundación, Noah Kagan, ahora es un gran consultor de marketing y fundador de una empresa llamada AppSumo.

En su conferencia el compartió lo mejor que le aprendió a Mark Zuckerberg en su tiempo mientras trabajó en Facebook, y fue como Mark, tenía solo una meta en esa época: “Llegar a 1 Billón de usuarios”. Solo una meta, nada más.

Todo lo que hacían, las propuestas, las ideas, si funcionaban para llegar a la meta, eran tomadas en cuenta. “Si un ingeniero o programador llegaba con Mark, con una idea súper novedosa, Mark preguntaba, ¿eso cómo nos ayuda a llegar a 1 billón de usuarios. Si no había una respuesta clara, por grandiosa que fuera la idea se desechaba”

Así es como en 8 ocho años, Facebook llegó a su primer billón de usuarios, fue algo en lo que toda la empresa se enfocó, no estaban enfocados en el programa de anuncios, o en mejorar el marketing, estaban enfocados en UNA SOLA META.

 

Hábito de Éxito #2:  Trabaja duro al doble, y obtén 10x más resultados.

 

Hay una diferencia entre hacer algo “ok” y hacer algo que haga que las personas digan “wow”.

Durante este año he probado muchas formas de escribir blogs, artículos, emails y e-books. Aprendí a escribir un buen post en hora y media. Y eso atraía cientos de visitantes.

En otra prueba, pase 18 horas escribiendo un post más detallado, informado, incluyendo casos de estudios, videos, y ejemplos concretos. Resultado: 10 mil visitantes.

Gaste 12 veces más tiempo escribiendo algo bueno. Pero obtuve 250 veces mejores resultados.

ESO es un resultado desproporcionado.

Imagina ser sistemáticamente enfocado en hacer algo que tenga 1O VECES mejor impacto en tu vida. Ahora compara tus resultados con tus amigos, que hacen 100 cosas diferentes. ¿Quién tendrá mejores resultados?

Tener impactos desproporcionados no es fácil. La mayoría de las personas solo tendrán un impacto ordinario en el mundo. Tienen trabajos ordinarios. Gastan dinero de forma ordinaria. Viajan ordinariamente en su vida. Y cuando van a trabajar, afectan a un número ordinario de personas.

La mayoría de las personas, por definición, son ordinarias.

Es un poco deprimente ver a la humanidad de esta forma, pero yo no lo veo de esa forma. Como la mayoría es ordinario, es muy fácil ser extraordinario, solo necesitas poner más esfuerzo y los resultados serán extra-ordinarios. Si gastas 10 veces más energía en algo, obtendrás 100 veces más en resultados.

 

Hace poco cambié de coach de gimnasio, le comenté que me sentía estancado, que no veía resultados extraordinarios en mi cuerpo. Me dijo “la gente busca crecer al cargar más peso, eso lo hacen todos”. Su consejo, fue. “Deja de cargar tanto peso y mejor enfócate en hacer bien el ejercicio, y si es con poco peso mejor”. No entendía como el cargar poco peso, pero enfocándome en hacer mejor el movimiento iba a tener mejores resultados. Y para mi sorpresa así fue. Invertía más tiempo haciendo un ejercicio, hacía una serie más de lo normal, cargaba menos peso, y mis músculos estaban ejercitándose 10 veces mejor. Tenía 10 veces mejor resultado.

 

La gente que quiere ganar más dinero con un negocio:

Lo que muchos hacen:  Empiezan a hacer muchas cosas al mismo tiempo. Se asocian y comienzan a explorar negocios de los que no saben mucho. Invierten, y tienen actividades que los llenan de ocupaciones pero que no generan ganancias.

 

Lo que la GENTE EXITOSA hace: Estudian como lanzar un negocio exitoso. Investigan y prueban sus ideas antes. Buscan mentores y se enfocan en solo una idea. Aunque parece que no tienen resultados, están esforzándose y dedicando tiempo en los cimientos de un negocio. Cuando el negocio despegue, porque invirtiendo tiempo en la fase de aprendizaje e investigación, tendrán 10 mejores resultados, que aquellos que saltaron al mar del emprendimiento sin estar preparados, creyendo que “ya sabían” todo lo que necesitaban.

 

Claro, es más sencillo solo “dar lo mejor”. Hacer lo que estás acostumbrado. Pero si tus buscas oportunidades para crear retornos fenomenales, el éxito vendrá más fácil de lo que crees.

Combina un enfoque sin piedad en tu única meta y el hábito de éxito #3, y serás imparable.

 

Hábito de Éxito #3: Siempre ten un mentor

 

Recientemente viaje a NY, junto con alguien de mi equipo, para asistir a un evento que organiza uno de mis mentores. Sus consejos me han ayudado a duplicar mi negocio en un año, a tener ingresos pasivos recurrentes. Pero me ha costado invertir más de 5 mil dólares en sus programas y consultorías. Y ha valido cada dólar.

Pero tener un mentor no es un tema de dinero. Los mentores no necesariamente deben ser personas que veas cara-a-cara. Puedes tener acceso a mentores exitosos leyendo sus libros, sus blogs, suscribiéndote a sus listas de correo.

Con un libro de 150 pesos (o gratis de una librería pública) y dos horas de tiempo, tu puedes aprender del trabajo y experiencia de alguien más. Es el mejor Retorno de Inversión en tu vida.

Lleva esta idea al siguiente nivel, y puedes realmente dar seguimiento y entrar en contacto con los mejores autores que leas.

Es tan sencillo como enviar una nota o email de agradecimiento al autor por escribir el libro, cuéntales específicamente como su libro te ayudo, qué cosas en tu vida cambiaron, etc.

Créeme, todo autor ama leer sobre sus obras. (Cada vez que recibo un email sobre como un artículo ayudo a cambiar la vida de alguien. Lo leo, no solo una sino un par de veces, he accedido a dar de mi tiempo para conocer a la persona detrás.)

Tan solo hacer esto, te separa del 99% de las demás personas.

 

Si tienes la oportunidad de crear una relación personal con un mentor, ten unas expectativas claras de lo que esa persona puede proveerte. Aquí hay algunas para considerar.

 

  • No te enfoques en hacer negocio. Cuando contactas a alguien que admiras es común sentir la tentación en proponer que te contraten o venderte. No cometas este error. Tú lo que quieres es aprender, en mejorar lo que sabes. Asegúrate de que tu mentor tenga claro esto de inicio, sino puede evitarte. Si en algún punto tu mentor ofrece pagar por tus servicios/productos, está bien, pero no seas tú el que lo pide y menos en primera instancia.

 

  • Nunca le preguntes a un mentor algo que Google puede contestar. Haz tu tarea antes pedirle ayuda a alguien tan ocupado como tu mentor. Si Google puede contestar algo en 20 segundos, no desperdicies el tiempo de tu mentor. Tú quieres que él te ayude a resolver problemas complejos y con gran significado para mejorar tu vida.

 

 

  • Dedica tiempo al trabajo. Como dije en el hábito de éxito #2, pon 10x veces más de esfuerzo en tu trabajo y producirá 100 veces mejores resultados. Así que no holgazanees en las asignaciones y trabajo que tu mentor te deje. Enfócate en dominar todo el conocimiento que tu mentor te da.

 

  • Si crees que ya no te está dejando valor en tu vida, no tienes que continuar la relación. No solo desaparezcas, y dejes de contestar sus emails o llamadas. Pero tampoco desperdicies su valioso tiempo –o el tuyo–. Comunica tus sentimientos y sigue adelante. Un mentor puede ser valioso en una época de tu vida y en otro nivel de tu vida, no. Necesitas quizás buscar otro mentor si eso pasa.

 

Mis mentores me han ayudado a ahorrar millones de pesos en el transcurso de los años. Pero me han enseñado más sobre éxito — y lo que parece — que lo que yo hubiera podido aprender por mi cuenta. A esto no se le puede poner precio.

 

El camino al éxito es simple

Cuando veo atrás en mi vida, no puedo pensar en un solo éxito en mi vida que no haya hecho con alguno de estos tres hábitos que te comparto.

 

Y esto me ha enseñado la mayor de las lecciones —no compliques las cosas.

Cada vez que hablo con estudiantes, amigos y emprendedores a diario, personas que solían ser como yo –súper ocupados, en el ajetreo diario del emprendimiento, con un activismo que al final del día los deja rascándose la cabeza preguntándose, ¿por qué no pueden lograr sus metas? Preguntándose si hay algo más de lo que no se han enterado, al ver, que otros logran cosas en sus vidas y ellos no.

Lograr un éxito extraordinario requiere un enfoque extraordinario y una disposición enorme para dejar que tus otras metas tomen el asiento trasero mientras te dedicas a una sola meta primero. Pero una vez que te das cuenta que las demás cosas solo te están distrayendo de lo que realmente quieres, te volverás un maestro en lograr cosas.

Si quieres leer más sobre aprender a tener una mentalidad detonadora de éxito, inscríbete a este curso gratuito y por 21 días recibirás un email que te enseñará 21 estrategias para aprender a tener una mentalidad de éxito.

 

 

 

Comentarios

[cp_modal display="inline" id="cp_id_28270"][/cp_modal]
Compartir
Artículo anteriorCómo renunciar a tu trabajo con seguridad y comenzar tu negocio en 90 días
Autor. Mis mejores libros son gratis y tienen mejor contenido que cualquier libro que puedas comprar en cualquier librería sobre el tema. Estudie Psicología y Negocios. Certificado en Model Business Canvas e Innovación y Emprendimiento en Stanford University.