Alguna vez has escuchado la frase, “no lo tomes personal, solo son negocios”

He descubierto que las personas que piensan así son las personas mas peligrosas para la sociedad. Actúan sin ningún tipo escrupulos hacia los sentimientos de otros. Para ellos las personas solo son escalones que pisar para ascender en su camino al éxito. Y en su ascenso solo dejan un camino de resentimiento y odio hacia ellos.

En los últimos años el internet ha removido nuestra habilidad para discernir el éxito auténtico de las patéticas imitaciones, eso ha causado que creamos que es imperativo hacer lo que sea necesario para poder publicar en tu Facebook que estas tomando unas vacaciones extravagantes en Tahití.

Tu entendimiento del éxito determina el porqué, cómo y qué líderes debes seguir. Determina el curso de tus acciones. Y decide que tipo de vida quieres crear. Es un llamado a cambiar los comportamientos que se ajustan a lo que quieres lograr.

A quíen tu escuhas determina en quien te conviertes.

Así que, cuando la cultura celebra la inmadurez y la ignorancia o versiones no acreditadas de éxito tenemos un problema.

1.      Tener dinero no es señal de éxito.

El éxito no se mide por tu habilidad de comprar una mansión o un Ferrari. Si eso fuera verdad, cuantos capos del narcotráfico pueden hacer eso, o cuantas personas adineradas que no tienen el mínimo conocimiento ni son personas respetables o aquel artista que solo fue un hit del año y que gano una gran suma de dinero y después desapareció. En que punto comenzaste a creer que usar una playera con una determinada marca estampada en ella, era señal de éxito o de credibilidad.

Yo no sigo a a alguien por el auto que conduce, la suma millonaria que presume o el estilo de vida ostentoso que lleva, por cierto, la experiencia y la psicología me lleva a sospechar de los que son ostentosos.

La forma como una persona gasta su dinero, me dice mucho sobre su mentalidad y su interior.

 La cultura hace que las personas se vuelvan tan superficiales que el mero hecho de que alguien compre un objeto caro esa sea la razón para seguirlo. ¿es eso sensato? Si lo que te impresiona de otra persona es que pueda comprarse un auto lujoso, quizás tienes mas problemas de los que crees.

Tengo la oportunidad de conocer personalmente a Don Lorenzo Servitje, dueño de Grupo Bimbo a lo largo de 8 años, me he podido reunir con el dos o tres veces por año. Se ha convertido en un mentor para mí. Lo que más me sorprendió conocer de él fue la vida tan sencilla y poco onerosa que lleva. Su auto es 10 años viejo, nunca ha conducido un auto del año. Gasta lo mínimo que puede. Su gusto favorito es, comerse un “gansito” que se para en cualquier tienda a comprarlo. Sí a comprarlo. Un dia en una reunión en su oficina en Santa Fe, me dijo antes de vernos, acompáñame a la tienda de la empresa a comprar, bajamos y saludo de nombre a casi todo el que se encontraba (algo que me sorprendió, su calidad humana y lo importante para él que son las personas), compró su “gansito”,  y pagó los pesos que valía. La filosofía humana de Don Lorenzo Servitje marcó sin duda todo Grupo Bimbo, qué como buen escéptico, siempre que tenía oportunidad, cuestionaba como investigador del FBI a cada empleado con el que platicaba. Todos me respondían lo mismo, “Estoy muy feliz de trabajar aquí, porque en esta empresa son muy humanos”.

 

En contra parte tenemos “personajes” que viajan con guaruras que golpean a todo mundo a su paso en autos ostentosos del año. ¿Es eso lo que para ti significa el éxito?

Ahora, seamos reales. El dinero es una herramienta muy útil. Es la herramienta mas efectiva para generar oportunidades y tener un buen estilo de vida.

Pero no hay monto de dinero que determine tu nivel de éxito.

 

Por lo contrario,  muchos multi-millonarios son las personas menos exitosas en este planeta. Quizás sean adinerados, algunos heredando fortunas, otros con negocios jugosos y otros tanto a través de actividades ilícitas. Pero todos ellos llegan a su hogares llenos de distracciones caras en un intento de llenar los vacíos de su corazón.

Ser adinerado y ser rico son cosas diferentes.

Leí la historia de un cantante del metro que gano un concurso de TV y cuyo premio era un millón de pesos (oficialmente es millonario) pero, dos meses después se encontraba en bancarrota, con una enorme deuda al gobierno y cantando nuevamente en el metro.

La riqueza es una señal de una gran mente. Es la prueba de la habilidad para influenciar a otros. Pero el dinero sin un espíritu de responsabilidad se convierte en algo peligroso.

Tener dinero con el propósito de comprar cosas exuberantes y con poco significado siempre traerá un sentido de vida vacío y frustrante y lo mas triste, siempre tendrá fatales consecuencias en las relaciones cercanas.

Mi punto es: No sigas a los millonarios solo porque admiras lo que pueden comprar. Sigue a alguien por lo que te puede enseñar. A mi no me impresiona que alguien pueda comprar algo, me impresiona la forma de pensar o los hábitos que alguien tiene y que puedo yo aprender de ellos.

 

2.   Si no puedes tener buenas relaciones, no puedes ser exitoso.

Un mentor una vez me dijo, “la más grande tragedia es una persona que está tan ocupada en crear un estilo de vida, que se olvida de vivir su vida”. Internet hoy en día esta llena de mentores, coaches y “expertos” que están tan enfocados en construir su empresa, sus marcas o sus carreras que olvidan la parte mas importante de la vida: Las relaciones, sus amigos, su matrimonio, su familia, su equipo de trabajo, sus hijos.

Llegarán a los 40 ricos, con logros, dinero y estarán solos.

Hay una encuesta que dice que las personas que están agonizando y que saben que su muerte es inminente el remordimiento #1 es no haber pasado mas tiempo con su familia. #2 no haber tenido mas hijos.

La ciencia nos da la razón. Estamos hechos para otros. Nuestras almas, nuestras mentes y nuestra biología gritan compromiso y complementariedad en otro.

Un espíritu de independencia en la búsqueda de logros profesionales casi siempre esta vinculado con una historia de dolor

Pero para aquellos que pueden sanar. Para aquellos que pueden balancear sus logros profesionales con sus logros relacionales, también nos dice algo muy bueno.

El conocimiento se logra a través de la educación, pero la sabiduría se logra a través del compromiso a otro, estando dispuesto a dirigir, amar, cuidar una relación.

 

A quien tu tengas en casa siempre vencerá siempre lo que tu tengas en casa.

 

Un matrimonio exitoso y unos niños bien criados son el reflejo de un hombre o mujer exitoso. Alguien que tiene malas relaciones difícilmente puede construir un negocio duradero.

 

  1. Tu Credibilidad te dirigirá a los resultados.

 

Un coach financiero, Dave Ramsey dice, “Gente en bancarrota dando consejos financieros es como un nutriólogo obeso diciéndole a sus pacientes que se cuiden porque la obesidad es peligrosa para la salud”

Todos los días veo un nuevo “gurú de negocios”,  un nuevo “gurú de social media”, diciéndoles a otros como hacer dinero en sus redes sociales, luego te metes a sus perfiles y te encuentras que no tienen audiencia. No solo es contradictorio, sino que no tiene credibilidad.

 

La gente busca un atajo a tener credibilidad. Quieren respeto sin tener que ganárselo.

 

Los resultados requieren ambos, tiempo y consistencia. El primero causa que la gente se asombre y un éxito repentino no tiene profundidad para ser creíble. Un resultado positivo consistente sobre un periodo largo de tiempo siempre traerá una credibilidad incuestionable. Es mucho mejor que esa creencia popular de “pretende mientras lo logras”.

La lección es esta: Verifica a las personas por lo que han hecho, no por lo que dicen que harán. En lugar de solo darle click en el botón de “seguir” o “me gusta”, invierte 5 minutos revisando no solo sus credenciales sino su historia.

 

4. No trabajes por dinero.

 

Todo el mundo quiere crear un negocio para hacer dinero. Y pocos, quieren crear un negocio porque les apasiona.

Hay una gran diferencia. Unos hacen cosas porque quieren hacer dinero; mientras mas cosas hacen mas dinero tienen, y mientras mas dinero tienen mas cosas hacen. Lo que hacen realmente no les importa mucho – hacen algo siempre y cuando les deje dinero.

Otros quieren hacer mas dinero porque eso les permite hacer mas cosas. Creo que Walt Disney no lo pudo haber expresado mejor:

“No hacemos películas para hacer dinero. Hacemos dinero para hacer más películas”

Los grandes empresarios de nuestro tiempo nunca han estado en el negocio de hacer dinero. Un líder que vale la pena seguir es mucho mas profundo que su cuenta de banco. Lo puedes ver en sus ojos y sentirlo en su presencia.

El dinero no es la única cosa en su mente. Resolver problemas es su adicción. Y su habilidad para traer soluciones al mundo es lo que dirige su alma.

Hay una grandeza implícita en el líder que trabaja desde su pasión. Lo motiva buscar una solución.

 

Comentarios

[cp_modal display="inline" id="cp_id_28270"][/cp_modal]