Dejar la comodidad de tu quincena para lanzar el negocio de tus sueños puede ser uno de los miedos mas terroríficos al cual te puedes enfrentar en la vida.  No solo estas enfrentando la posible perdida de dinero, tiempo y estabilidad, sino también el riesgo de la vergüenza pública, el fracaso y el tener que regresar con una bandera-blanca a pedir nuevamente empleo.

Y para hacer aun más difícil la decisión, tienes que renunciar. Una decisión directa que requiere valentía, audacia y una fuerte creencia en lo que estas por hacer.

 

pero por otro lado, tener una carrera en algo que odias puede ser la peor sentencia de muerte para tu felicidad y realización personal

 

 

Pasamos la mayor parte de nuestras vidas trabajando. 47 años para ser exacto. Eso es 12, 190 días laborales de ocho horas.  Es una cruda realidad. Es una realidad que nos lleva a dos opciones:

Podemos  construir nuestro sueño o podemos ser contratados para construir el sueño de alguien más.

Como individuos, debemos decidir que tipo de persona queremos ser.  ¿Tienes un sueño que te quema por dentro y no te deja vivir sino que carcome tu interior? Algo a lo que te sientes llamado, dirigido, y casi es una irresponsabilidad el ignorar hacerlo.

¿Te apasiona algo? Y no me refiero a algo que te entusiasma o te anima; Estoy hablando sobre una idea o visión que es tan profunda y conectada con tu corazón que estas dispuesto a sufrir para ver su resultado.

Si es algo que esta en tu cabeza, quizás puedo ayudarte. Si tu vida laboral ya no tiene alegría ni entusiasmo, entonces este artículo es para ti. Si estas tomando la decisión de auto-emplearte o emprender un negocio, este artículo también es para ti.

El renunciar a tu trabajo debe ser algo tomado con sabiduría y de forma balanceada, y el construir un negocio que remplace la seguridad de un ingreso de tu anterior trabajo es un arte. Te doy tres simples pasos para que los consideres.

  1. No hundas tu barco cuando estas muy lejos para nadar

Muy a menudo, los aspirantes a emprendedores dejan su trabajo muy pronto. En mi experiencia, las personas deberían ver su empleo como un bote que los lleva a salvo a su emprendimiento. Si ese bote se hunde muy pronto, se ahogarán, pero si el bote los conduce a una Lancha en crecimiento, será fácil dejar el bote y no ahogarse en el mar.

La clave es: La espontaneidad sin sabiduría es insensatez

Puede que pienses, “bien… entonces qué es lo necesito para dejar el barco”

He ayudado a mas de 2000 personas a empezar su negocio. Mi recomendación general para renunciar a tu trabajo seguramente tiene tres elementos

  • Un extenso y probado plan (que te enseño mas abajo)
  • Al menos Cuatro meses de ahorro equivalente a tu salario actual
  • El 100% del costo de tu negocio en ahorro por al menos un mes.

Por ejemplo, si tus gastos personales ascienden a 25 mil pesos por mes. Yo recomendaría que tengas ahorrado mínimo 100 mil pesos en el banco ( 4 meses)  y un fondo de emergencia de al menos 10 mil pesos. Digamos que estas planeando lanzar una agencia de diseño. Haz investigado, haz creado un modelo de negocios y tienes un playbook ( sigue leyendo para más detalles). Sabes a detalle cuanto costará tu negocio, digamos que será un total de 50 mil pesos. En mi opinión si tienes 160 mil pesos ahorrados ( tus gastos personales + un fondo de emergencia + gasto de negocio) y un buen playbook puedes dejar el barco con seguridad, estas siendo muy sabio.

 

  1. Nunca derrumbes puentes, puede que lo necesites cruzar nuevamente

Renunciar bien es un arte de madurez emocional. Puede que ya no veas tu trabajo con respeto, pero la manera en que dejes tu trabajo debe mostrar respeto por el. Una vez más, he visto personas que no solo hunden su barco sino que le prenden fuego.

Renunciar no es un acto de venganza contra la empresa o tu jefe, no debe ser tu forma de desquitarte y gritar o tirar todo tu resentimiento en la cara de tu jefe.

El buen juicio me ha enseñado a resistir la urgencia de quemar puentes, de apagar la antorcha y bajar los ánimos encendidos. En general en la vida no tomes ninguna decisión así.

 

Las relaciones son importantes, y las que crees que nunca más necesitarás terminan siendo las que después necesitas.

 

 

Cuando te vayas, trata a tu jefe como quisieras que tus futuros empleados te trataran a ti. Cuando llegue el tiempo, y estés ejecutando tu plan, pide una reunión con tu jefe o supervisor. El estándar es dar una aviso de dos semanas antes de una renuncia, yo te sugiero que des un aviso 30 días antes, esto te separará de lo que todo mundo hace. No solo botes las cosas.

Y no hay necesidad de inventar excusas o contar historias de porque te estas yendo. Se transparente en tu decisión. Dar una crítica constructiva sobre el ambiente y condiciones laborales puede que ayude a tu empleador en implementar cambios. Pero generalmente, es mejor solo notificar tu decisión y a menos de que te pidan tu opinión, dar todas las razones.

Al mismo tiempo, aun cuando te pregunten tu opinión, a menos de que estés legalmente obligado, no tienes porque dar detalles de tu decisión para irte. Evita ventilar frustraciones acerca de la empresa, colegas o jefes. Toma un acercamiento diplomático que pueda dejarte una puerta abierta a recomendaciones futuras o mejor aún, incluso para hacer negocios con la empresa.

Lo mas importante, no tomes el odio por tu actual trabajo y lo lleves a tu nueva empresa. Deja toda amargura y resentimiento en el pasado. De nada sirve “desquitarte”. La Aventura que estas por comenzar requiere una mente saludable y buenas relaciones.

 

  1. Los alpinistas que no van preparados nunca llegan a la cima

El que dejes de trabajar para alguien más no te hace capaz de trabajar para ti mismo en automático, pero si te califica para intentarlo.  Yo estoy en el negocio de ayudar a las personas que tengan la oportunidad de intentarlo y que tengan la mejor preparación para que lo logren.

Al paso de los años, he relacionado el comenzar un negocio con planear una expedición al Monte Everest. Sabías que, subir la cumbre mas alta del mundo cuesta 500 mil pesos intentarlo, y requiere más de 500 horas de entrenamiento, un año de planeación y solo el 49% de los que lo intentan llegan a la cima.

Desde el 2010 he lanzado 8 proyectos de negocio que han producido ganancias reales. He escrito para los principales portales de negocio y he sido consultor de confianza en proyectos para personas como Patrick Slim y Don Lorenzo Servitje

He fracasado escandalosamente en tener éxito. He pasado por la vergüenza de fracasar y estoy orgulloso de ello. Y si tuviera que tomar decisiones hoy sobre lanzar un negocio serian:

  1. Claridad a través de la conversación


Me río de las personas que piensan que si comparten su idea alguien se las robará. Eso solo es señal de alguien inexperto y que no ha aprendido como ser emprendedor. Tú rápidamente aprenderás, que las ideas son baratas y cualquiera puede tener una.

La ejecución es cara. El primer paso para probar una idea es compartirla con 25 personas en conversaciones largas y profundas de mínimo 30 a 60 minutos. Se detallado con las personas. Deja que te muestren los cabos sueltos de tu idea, deja que la critiquen, cuestionen, mal interpreten, etc

No puedo contarte la cantidad de veces que mis “ideas” han evolucionado y mejorado en la conversación con personas, amigos, y extraños. Recuerda, es mucho mas barato dejar morir una idea cuestionada que dejar que tu orgullo e ignorancia ejecuten una idea que te saldrá muy caro descubrir que no funcionará.

  1. Una mejor oportunidad comenzará con….

Hace 10 años la norma decía que debías escribir un Plan de Negocios, y mucha gente creaba planes de negocios perfectos con la idea de obtener financiamiento de un banco o inversionista. Sin embargo con el tiempo todo mundo notó que los planes de negocios no funcionaban en la práctica. Los planes de negocios eran sueños, deseos e idealizaciones.

Tu, no necesitas un plan de negocios, necesitas un modelo de negocio.

Puedes tener una gran idea pero con un mal modelo de negocio, y tu startup fracasará, puedes tener un buen modelo de negocio con una no tan buena idea.. y será un éxito.

Yo soy consultor certificado de Modelos de Negocios, y además,  te ayudaré a crear un PlayBook de Negocios, un simple plan de acción paso-a-paso para ejecutar tu modelo negocio.

  1. Fecha de Inicio y Fecha Final

Un sueño sin una fecha límite solo es un deseo. Sentarte por meses a contemplar tu idea es una de las peores tácticas pasivas para evitar el compromiso. Aparte no necesito recordarte que no te estas haciendo mas joven. El hoy no es un ensayo. Esta es tu vida. Lo que haces hoy es tu vida. Por esta razón, deja que este artículo sea tu permiso para establecer una fecha. Por ejemplo, establece una fecha para dejar tu trabajo y dedicarte de tiempo completo a tu negocio.

Pero, este punto tiene dos lados:

Así como es importante establecer una fecha de inicio, es igual de importante designar una fecha final. Una fecha en la que con madurez y sabiduría puedas decir “esto no esta funcionando”. Una decisión basada en la absoluta incapacidad para cumplir tus demandas personales de sobrevivencia. Como puedes saber, yo creo que un negocio debe iniciarse sin deudas. El vivir de tus tarjetas de crédito y prestamos es un patrón que evitar puesto que la estadística dice que es un camino seguro al fracaso, no por la idea, sino por la falta de liquidez para durar en el tiempo que requiere que un negocio sea redituable.

Siguiendo mi ejemplo del Monte Everest, hay un momento en el que líder dice “es momento de comenzar, nos vamos mañana” en ciertas circunstancias, el líder dirá. “no es seguro, es momento de regresar al campamento base.”

Ten el coraje de fijar ambas metas y los signos por los cuales tomar ambas decisiones.

Conclusión

Al mirar hacia a tras hacia aquellas personas que he ayudado a dejar su trabajo y seguir su pasión, el tiempo promedio es de 3 a 9 meses. Desde tener una idea, organizar sus finanzas hasta educarlos en el proceso de lanzar un negocio de forma más inteligente y que garantice mejor su éxito. Y aun cuando he visto buenos negocios despegar en poco tiempo, lo mejor es pensar a largo plazo.

Si eres alguien que ha soñado en crear una empresa, un blog o un negocio en línea pero no sabes donde o cómo empezar, déjame ayudarte. Muchas personas han convertido su pasión en un negocio con mi curso de 12 meses. No es un esquema de hágase rico rápido al contrario es una alternativa al conocimiento convencional sobre negocios que no lleva a las personas a ningún lugar y que les ayuda a crear un Playbook paso-a-paso para lanzar un negocio.

Si estas interesado, considera la siguiente información, descarga mi ebook sobre LANZA DESDE CERO.

 

Comentarios