Vivimos en un mundo post-moderno donde la cultura se basa en la estética y el buen diseño se ha convertido en la norma. La moneda de cambio en nuestros días se llama influencia social en la que los productos, servicios y marcas son compartidas, comentadas y nos convertimos en sus seguidores o fans. Un diseño mediocre te dejará en una posición de desventaja… en el pasado.

Alguna vez escuche a un gran conferencista “La Historia nos dice que la gente no le gusta asociarse con algo feo”

Es una realidad cultural, las personas son atraídas naturalmente a la belleza, la claridad y la creatividad. Pero mas que eso, el diseño excepcional le dice a los clientes “Si se preocupan tanto por   los pequeños detalles,  se deben preocupar realmente por mi” .

 

La forma mas rápida para crecer es a través de la referencia y recomendación orgánica, y la gente comparte cosas tan buenas que no pueden
no ser compartidas.

 

El diseño es mucho mas importante hoy en día de lo que algunos emprendedores piensan. Juega un rol vital no solo en la credibilidad, sino en el consumo de la información que brindes. He visto a muchas empresas caer solo por su ignorancia hacia la estética de la cultura actual.

Si deseas crear un negocio de influencia dirigido por la pasión a resolver un problema, tendrás una gran presión de usar elementos visuales en tu camino al éxito.  Desde fotografías, logos, colores, fuentes, música, etc.

La próxima vez que vayas a un negocio exitoso, fíjate cuanto peso ponen en el elemento visual y de diseño.

Visita un hotel Aloft, ve a una cafetería Starbucks o el restaurant de moda en tu ciudad, hoy mismo estoy trabajando desde WeWork, tienes que visitarlo si estas en Ciudad de México, la estética del lugar es preciosa.

Si ponen tanta atención hasta en los pequeños detalles, entonces ponen atención a cuidar de mi.

Los elementos visuales apelan a las emociones. Es por eso que el diseño es tan importante. He visto buenas ideas de negocio no despegar por el feo diseño que tienen su elementos visuales, producen desconfianza en la mente inconsciente del consumidor. Un elemento bien diseño crea un ambiente de confianza y belleza que el consumidor traduce en confianza, paz y logro.

Si contratar a un profesional se te hace caro, no sabes lo caro que te sale el no hacerlo.

 

Pregunta Crítica:

 

¿ Has sido intencional acerca del diseño de tu startup, empresa o solo has ido poniendo cosas al azar? ¿La gente alguna vez te ha mencionado lo impresionadas que están con tu diseño de marca o solo te mencionan cortésmente –“¡está bonito!” “¡que padre! (sí, así como cuando tu le has dicho a alguien que su hijo esta “tierno y bonito” cuando es medio raro).

¿Haz pagado a un profesional para tomar tus fotos, diseñar tu imagen corporativa y desarrollar tu sitio web o el hijo de un amigo te creo tu página web?

 

Comentarios