Antes que nada quiero cambiar tu paradigma, el peor error que he visto cometer a cientos de emprendedores es enamorarse de una idea, de SU Idea. Sí, de la misma forma que alguien se aferra a un amor platónico, a una persona que no te conviene, por esa testarudes llamada “estoy enamorado” terminas destruyendo tu vida.

En los negocios es lo mismo, una idea que parece buena a menudo deberá cambiar, mutar, transformarse o descartarse si es que no hay evidencia real que nos permita saber que funcionará. No importa cuanto sientas que será redituable o que sea una idea que “nadie haya pensando antes”.

Te doy 5 principios que debes tener antes de evaluar tu idea.

1. Las ideas son baratas: No importa cuanto potencial de ganancia tenga una idea, el éxito de una empresa tiene muy poco que ver con la idea y mucho que ver con el modelo de negocio surgido a partir de una idea. Como dice Alex Osterwalder, “las ideas son baratas, son gratuitas y cualquiera puede tener una”.

2. Soluciona un problema: Las personas mas exitosas no crearon un negocio para volverse ricos, sino para resolver un problema y a menudo era un problema que ellos mismos tenían.

3. Ya se ha hecho antes: Aunque creas lo contrario, muchas veces una idea que no se ha intentado hacer nunca es mala idea, dado que por algo no se ha realizado. Aunque no lo creas desde el sistema operativo MAC, el iPhone, Facebook, tenían pre-decesores, prototipos que surgieron antes, indicador de que era viable.

4. Financieramente realista:  En México el 87% de las sociedades de negocios se rompen en los primeros 30 meses. El que puedas invertir en tu propia idea es una gran idea. Las empresas que pueden iniciar con el mínimo de inversionistas o socios de negocio tienden a tener más éxito.

5. Compradores reales:  Si tu negocio no puede tener clientes o ventas los primeros 30 días, no es una buena idea y nunca lo será.

No quiero desalentarte solo quiero darte elementos para evaluar si tu “gran idea” en realidad tiene un potencial económico, te lo dice una persona que a diario escucha grandes ideas pero que cuando se aterrizan en modelos de negocios no prosperan.

La Fórmula de 2 pasos para probar una idea

  1. Tiempo

    Los mejores emprendedores tienen la habilidad de pre-veer. La habilidad de ver a donde va el mercado antes que los demás. Pero una vez mas, no quiero abrumarte pensando cómo puedes predecir el futuro de tu mercado.

    Sin embargo, a lo que sea que te dediques,  pre-veer, requiere que entiendas como funciona el panorama de tu industria. Las emociones involucradas, lo que todo mundo esta pensando y escuchando lo que todo mundo esta diciendo.

preveer te permite crear una solución pública a algo que todo mundo esta frustrado en lo privado

Entonces una idea a veces es demasiado pronto o demasiado tarde.

https://www.youtube.com/watch?v=bNpx7gpSqbYcc_load_policy=1&cc_lang_pref=es

¿Es demasiado pronto o demasiado tarde?

Hay otros elementos externos como la economía, la industria o el lugar que pueda evitar o propulsar el crecimiento de tu idea. Estas son preguntas críticas que debes considerar antes de jalar el gatillo.

Las ideas exitosas también requieren un tiempo adecuado en tu vida, desde tu madurez y disposición hasta tener una estabilidad financiera. Al final, el emprendimiento tiene que ver con un compromiso con tu negocio. Al prepararte a ti mismo con educación, una agenda realista para trabajar en tu startup, tener ahorrado dinero para invertir o sobrevivir mientras tu negocio genera ingresos.

2. Solución de problemas

Seth Godin una vez dijo “No busques clientes para tus produtos, encuentra productos para tus clientes”. El fundamento de un negocio sólido es resolver problemas. Mientras haya gente habrá problemas, y la gente siempre esta buscando la manera de resolverlos.

Yo siempre digo, si tu empresa o startup no resuelve un problema nivel T1 ( mas de un millón de personas que buscan resolverlo) mejor no lo hagas, busca otro negocio.

Los problemas vienen en distintas tonalidades de rojo. Los problemas T1 son los que tienen estas tres características:

1. Es imperativo resolver
2. Dolor
3. Urgencia

Como emprendedores, debemos buscar problemas que REQUIERAN “debo resolver” productos/servicios, no aquellos “sería bueno tener”. Productos que resuelvan grandes problemas, no productos que la gente compraría si tuvieran dinero de sobra.

Segundo, el nivel de dolor, dicta el nivel de poder. Si tu idea puede traer alivio a un dolor en la vida del consumidor, encontrarás una forma rápida de que compren tu idea. Por ejemplo, Uber vino a resolver el dolor de no poder encontrar un taxi de una manera rápida y segura. La gente esta dispuesta a pagar mas que el promedio para resolver sus dolores.

Por último, los problemas amplificados por la urgencia tienen una inmediata demanda, te darán un ritmo de crecimiento y a tener éxito.

Ultimadamente, el rol del emprendedor es buscar por ineficacias. Localizar mejores caminos, mejores formas, y hacerlo en una forma hermosa.

 

Comentarios

Compartir
Artículo anterior10 frases que te harán millonario
Artículo siguienteCómo no sentir que estas perdiendo mientras otros ganan
Autor. Mis mejores libros son gratis y tienen mejor contenido que cualquier libro que puedas comprar en cualquier librería sobre el tema. Estudie Psicología y Negocios. Certificado en Model Business Canvas e Innovación y Emprendimiento en Stanford University.