Así que tienes una gran idea. Crees en ella con todo tu corazón ( o al menos en tus mejores días ) Además, estas cansado de trabajar de 8 a 8 pm ( ¿que no solía ser de 9 a 5 pm?)

Unos días estas absolutamente cierto que es momento de alcanzar tu sueño y aventarte al mar del emprendimiento. Pero en otros días hay dudas y miedos hacia lo desconocido y esos sentimientos son suficientes para que guardes tus “toppers” y te prepares para otro día en el T-R-A-B-A-J-O.

La dicotomía entre estos dos extremos  (felicidad y éxito ó fracaso y vergüenza) nos guía a un purgatorio de indecisiones, que hace que sea una agonía el tomar la decisión final de convertirte en un emprendedor.

El miedo es lo que ha mantenido a muchos emprendedores sin nacer, mientras que las buenas oportunidades y negocios desfilan en la vida. Ellos no es que les falte ideas o conocimiento. Les falta valentía.

Desafortunadamente, nunca hay un tiempo perfecto para comenzar un negocio. No importa cuanto esperes, cuanto analices, nunca tendrás suficiente experiencia, nunca tendrás suficiente capital, y nunca habrá zero riesgos. Siempre habra la posibilidad de que algo salga mal, pero siempre habra la posibilidad de que las cosas tengan éxito.  El fundador de Amazon, Jeff Bezos dice:

“ Sabía que si fracasaba no me iba a arrepentir, pero sabia que de lo único que me iba a arrepentir era de no intentar”

 

Hoy, mi meta es ayudarte a perseguir tus sueños. Darte las herramientas y sabiduría, pero lo mas importante, hacerte  las  preguntas correctas para asegurar que estés listo para comenzar tu negocio. Estas son 4 señales que debes tener o buscar:

 

  1. Tienes el tanque lleno.

El dolo es el motivador número uno para la mente humana. Mientras que tu trabajo puede ser una herramienta de financiamiento para tu sueño, también puede ser un irritante para tu alma. Pero cuando las personas me dicen que quieren comenzar su negocio porque odian su trabajo, también les digo que esa no es una razón suficiente.

Comenzar un negocio requiere energía. No solo un impulso motivador. Una pasión que te quema que no se consume sino que es consistente. Un deseo de libertad, propósito, control y significador debería estar en el centro de cada aspirante a emprendedor.

Hace tiempo conocí a Don Lorenzo Servitje, dueño de Bimbo, y el lo explica así:

“Cada emprendedor tiene una profunda insatisfacción. Algo que no le deja dormir bien. Algo que sabe que el puede aportar al mundo. Esa insatisfacción sera una frustración sobre como son las cosas y como pueden llegar a ser,  esto se convertirá en su principal motor para hacer su emprendimiento”

Sigue tu pasión, no al dinero, eventualmente el dinero será el resultado de tu pasión.

En mi sistema STARTUP CAMPUS te ayudaré a clarificar como convertir tu pasión en un ingreso

PREGUNTAS CRITICAS QUE CONTESTARTE:

  1. ¿Tu trabajo no te trae satisfacciones incluso en los días buenos?
  2. Si trabajaras en algún otro lugar, eso resolvería el dolor? Los auténticos emprendedores son básicamente no-empleables sin importar que empresa, salario u oportunidad se les presente.
  3. ¿Que dirige tu pasión? Es una misión, es un propósito, es una visión, es la libertad o solo es la frustración?

 

2. Tienes una capacidad de hacer un equipo.

La idea de que serás un lobo solitario, que luchará y encontrará su camino al éxito basado en su propia genialidad, es una mentira.  Si tu motivación de tener una empresa es ser El Lobo de WallStreet, buena suerte con eso. El emprendimiento exitoso solo sucede en comunidad. Tiene que tener el soporte de amigos, familias y un equipo solido que sigue una visión, que sigue al líder. Aquellos que se embarcan en esta misión solo, son los que se encuentran al final de la carrera y con desventaja.

Lamentablemente la mayoría de nosotros nos educaron con una mentalidad para ser empleados, y tu emprendimiento creará incomodidad en las personas a tu alrededor. Esa es la razón por la cual los que comienzan una startup necesitan una comunidad que los apoye, ya sea su esposa, sus padres o un mentor, o quizás un grupo de amigos, es lo que ha probado no solo ser valioso sino que funciona.

En STARTUP CAMPUS yo reto a los estudiantes a hacer una declaración audaz en sus redes sociales. A pedir ayuda y soporte, a buscar a alguien a quien rendir cuentas sobre su sueño. A buscar un mentor. ¿Estas listo para compartir tu sueño? ¿Estas listo a rendir cuentas de tus avances a una comunidad de emprendedores?

Responde estas preguntas:

  1. Nombra 2 – 3 personas que se comprometerían en apoyarte en tu jornada como emprendedor, incluso en los momentos que quieras renunciar.
  2. ¿Hay alguien que te detenga y te haga sentir incomodo para no hacer esto?
  3. Tienes algún mentor cercano a ti que te ayude a navegar en estas nuevas aguas para ti.

 

3. Estas preparado para una época de educación

Emprender equivale a educarse.  Mi mentor un día me dijo “Si no estas dispuesto a aprender, nadie puede ayudarte. Pero si estas determinado a aprender, nadie podrá detenerte”. En los últimos 10 años he leído mas de 200 libros, he gastado en caras inversiones de terapia personal, he asistido a los mejores entrenamientos a nivel mundial, me he certificado como consultor de modelos de negocios con las mejores personas disponibles, como Alex Osterwalder, me he involucrado con mentores millonarios y me he unido a varios grupos mastermind.  He estado dispuesto a aprender y a invertir en ello, aun cuando eso ha significado no poder gastar en cosas que la mayoría de las personas hace. Y estoy feliz por ello.

Lamentablemente nuestro sistema educativo no apoya una mentalidad emprendedora, hay mucho que debe desaprenderse y aprender de nuevo. Pero en mi experiencia …

Los emprendedores aprenden mejor haciendo, no aprendiendo a hacer.

 

El problema es este: Muchos fundadores de startups dejan la educación formal para aventarse a las aguas del emprendimiento por si solos. Mientras que coincido que la educación tradicional no ayuda en nada al emprendedor, no así la educación. Hasta ahora no hay cursos o educación que ayude a los nuevos dueños de negocios, emprendedores, startups o creadores de blogs en su jornada.

Esa es la razón por la que durante todo el año pasado planifique, probe y probe y ahora se encuentra en fase privada pero pronto lanzaré STARTUP CAMPUS. Un sistema probado de aprendizaje experimental para aspirantes a emprendedores. Un lugar con videos, guías de estudio, paquetes de PDF, check lists, sumarios, podcast, artículos y una comunidad privada de personas como tú

Preguntas:

  1. ¿Estas listo para comenzar un periodo de aprendizaje de 1 a 2 años?
  2. ¿Cómo aprendes mejor? Leyendo, escuchando, viendo o haciendo? Los estudios muestran que la forma mas efectiva es aprender algo en dos o tres formas posibles.
  3. ¿Estas dispuesto a ajustar tu agenda para tener 2 a 5 horas a la semana para aprender?

 

4.  Tu confianza es mas poderosa que tu miedo.

Muchos nuevos emprendedores tienen una falta de valentía que les impide dar sus primeros pasos, ir primero, mostrar el camino. Quizás el peor enemigo para mejorar la economía de un país no es el desempleo, o el costo del dólar o del petróleo, es el miedo.  Quizás eso es una ventaja para el resto de nosotros, porque si todos se atrevieran a vencer sus miedos, entonces habría demasiados emprendedores, aprovecha tú esta oportunidad.  El valiente no es que no sienta miedo, todos sentimos miedo. El valiente aprende a caminar a pesar del miedo que siente.

El miedo ha matado más sueños que el fracaso.

La seguridad y confianza es lo que te hará tener éxito. Nunca encontrarás algo en que emprender que no te de miedo y sea arriesgado, y nunca encontrarás una historia exitosa sin un líder que tuvo valentía para comenzar. Alguien que aprendió y se atrevió a dar un paso adelante en medio de la adversidad, aprendió a desempeñarse bajo presión, e inspiró a otros con su visión.

Todo comienza con tres simples pasos  (1) Una abrumadora pasión por querer cambiar algo, (2) una comunidad de apoyo y  a la que puedas rendir cuentas, y (3) un efectivo plan de educación que te prepare para el viaje. Al comprometerte a estos tres pilares, el cuarto paso emanará naturalmente en ti. Ya que eso te dará la confianza en ti mismo para actuar.

Preguntas:

  1. ¿Que limita tu confianza? Es el no saber como, es el no tener experiencia, Es la falta de entendimiento. Es la falta de capital
  2. ¿Cuál es tu mas grande miedo? Fracasar? Vergüenza? Bancarrota?
  3. ¿Que puedes hacer para disminuir tu miedo e incrementar tu confianza?

 

Si contestaste positivamente a las 4 señales, entonces ahora estas mas convencido de que debes tomar un siguiente paso, y considerar unirte a STARTUP CAMPUS cuando esté disponible. Creemos en que los sueños deben alcanzarse. Es mi deseo que encuentres un lugar donde te apoyen y te enseñen a comenzar tu propio negocio. Solo déjame tu email para poder notificarte en cuanto STARTUP CAMPUS esté disponible.

 

Comentarios

[cp_modal display="inline" id="cp_id_28270"][/cp_modal]